lunes, 10 de diciembre de 2007

nacimiento y cuidado de las crias


NACIMIENTO Y CUIDADO DE LAS CRÍAS
El periodo de gestación es de 12 meses. La reproducción puede llevarse a cabo a lo largo de todo el año con mayor incidencia en algunas áreas durante la primavera y el otoño. Un delfín hembra puede dar a luz cada dos años, pero los intervalos generalmente promedian tres años. Nunca tendrán gemelos.
El nacimiento se da en el agua. Generalmente, al momento del parto, sale primero la cola, pero también se han observado nacimientos en los que la cabeza sale primero. El cordón umbilical se rompe durante el parto. Un delfín que asiste durante el parto puede permanecer a veces cerca de la nueva madre y de la cría. Este delfín que ayuda es llamado con frecuencia el delfín tío", puede ser macho o hembra. Este delfín tío es a menudo el único delfín que una madre permite se acerque a su cría.
Las crías miden aproximadamente de 106 a 132 centímetros de largo y pesan cerca de 20 kilogramos. A los pocos días del nacimiento, la aleta dorsal y las de la cola son flácidas y flexibles, pero llegan a ser gradualmente más tiesas. Las crías son más oscuras que los adultos y muestran varias líneas verticales en colores claros a los lados como resultado del plegamiento fetal. Estas líneas desaparecen en un periodo de seis meses.
Las crías son amamantadas bajo el agua, cerca de la superficie, succionan de las tetillas ocultas en la hendidura mamaria abdominal. Una cría mama a menudo cuatro veces por hora durante los primeros cuatro u ocho días. Cada amamantada dura generalmente tan solo de cinco a diez segundos. Una cría puede mamar hasta los 18 meses. La leche se compone de grasa en un 33%, 6.8% de proteínas, y un 58.3% de agua, con rastros de lactosa.
Una madre delfín permanece cerca de su cría y dirige cuidadosamente sus movimientos. El bebé nada cerca de su madre y se deja llevar por la corriente de su madre, por la estela hidrodinámica que se genera mientras que madre nada. Esto ayuda al bebé a nadar y permite a la madre y a la cría permanecer unidos al grupo. Comenzarán a comer peces aproximadamente a los 6 meses de edad, pero continuarán mamando. Las crías permanecerán con su madre hasta los 6 años.